PROFETAS Y REYES, SAUL, ITV

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.

 



Entonces Saúl empuñó su espada y se arrojó sobre ella. (1 Samuel 31:4)

ITV son las siglas de la inspección técnica de vehículos. Una chequeo al que deben someterse en España todos los vehículos con cierta periodicidad. Cuanto más viejos son mayor debe ser la frecuencia, en algunos casos anual o incluso semestral. La finalidad de esta inspección es detectar posibles problemas que puedan reducir la seguridad de los vehículos. Es una especie de detección precoz que permite resolver los problemas identificados.

Creo que sería muy oportuno si existiera una ITD, inspección técnica de discípulos, que nos ayudara a detectar retos, problemas, inconsistencias, contradicciones, pecados, prioridades, actitudes y motivaciones fuera de lugar en nuestra relación con el Padre. Esto nos permitiría, siempre que existiera la voluntad, poder actuar sobre las mismas e impedir que se fuera enquistado y convirtiendo el problemas graves en nuestro seguimiento de Jesús.

Esto es lo que me hizo pensar el triste final de la vida de Saúl cometiendo suicidio. Sin embargo, es el colofón de una vida que se fue desviando poco a poco, comenzando con su desobediencia al mandato del Señor, siguiendo con su envidia hacia David y culminando en una paranoia que buscaba la muerte de su yerno. Aviso para navegantes acerca de la necesidad de con cierta frecuencia -cada cual sabe la que necesita- pararnos y realizar una ITD.

¿Cuál es el estado de tu seguimiento de Jesús? ¿Qué revelaría una ITD?