¿PIENSAS QUE SABES AMAR? (UNA REFLEXIÓN EN SAN VALENTÍN)

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.

 



El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. (1 Juan 4:8)


¿Estás seguro que sabes amar? ¡Vamos a verlo! Una famosa canción de los Beatles afirma que todo lo que necesitas es amor. Hoy, día 14 de febrero, se celebra el día del amor, personificado en San Valentín, un santo que fue retirado del santoral católico después del Concilio Vaticano II por las dudas acerca de su existencia. Poca gente duda de la importancia del amor y cuán necesario es para la vida humana. El hecho de que las Escrituras nos indiquen que Dios es amor es tal vez el origen de esa necesidad humana tan profunda.

El idioma castellano es muy pobre en comparación con el griego o el hebreo. Los helenos tenían cuatro palabras para definir el amor porque pensaban que no había un único tipo de amor. Nuestra pobreza ha hecho que esos cuatro amores se hayan traducido o simplificado con una única palabra; consecuentemente, nos hemos quedado con confusión y pobreza para expresar una realidad tan grande como el amor. Vamos a ver esos cuatro amores.

Stargo. Es el amor que existe entre amigos. No hablo de meros conocidos, no, hablo de auténticos y genuinos amigos con los que existe confianza y compromiso. Nosotros tendríamos el equivalente en la palabra amistad pero, desde que existe Facebook y tenemos cinco mil amigos, ha perdido calidad y ahora tenemos que ser más específicos y hablar de auténticos y genuinos amigos ¡Los de verdad! ¡Los que no te abandonan cuando estás mal!.

Eros. Es el amor físico entre personas. Todos lo entendemos y, consecuentemente, no voy a entrar en más detalles (aunque sería interesante :-) )

Phileo. Se refiere al amor condicional. El que tenemos hacia alguien porque esa persona por alguna razón se lo merece. Amamos a nuestros hijos, a nuestros esposos, a nuestros familiares, a aquellos que nos han hecho bien. Pero no sentimos esa responsabilidad hacia las personas que nos encontramos por la calle, carecen de vínculo con nosotros.

Ágape. Esta es la expresión suprema del amor. Cuando la Biblia habla del amor del Señor siempre usa la palabra griega Ágape. Este se define como un acto de la voluntad que busca el bien de la persona. Es un amor que tiene varias características importantes: No se trata de sentimientos, nace de la voluntad, del querer. Toma la iniciativa. Se plasma en acciones que hacen bien al otro, no se queda en meras declaraciones de intenciones o frases grandilocuentes. Es incondicional, no ama porque el otro lo merece, sino a pesar de que no lo merece. Es costoso, doloroso. No espera nada a cambio

Ágape es el amor de Dios, es el amor con que nos ama, es el que muestra hacia la humanidad caída, es el que nos pide que reproduzcamos en un mundo roto, es el que se refleja en Juan 3:16 y en la parábola del hijo pródigo. Es un amor sobrenatural que no podemos fingir pero podemos cultivar.S

¿Sabes amar?