FELIZ, LA MEJORE VERSIÓN DE NOSOTROS (SALMO 1)

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.



Feliz (Salmo 1:1)

Así comienza el salmo primero del salterio. No conozco a nadie que no desee ser feliz. Podrán variar las fuentes en las que se busca la felicidad, pero la búsqueda, como decía un filósofo español, es universal y el resultado elusivo. Incluso la constitución de los Estados Unidos de América consagra el derecho de las personas a ser felices. Es, por tanto, interesante que el salmo comience con una afirmación, hay gente que es feliz.

Pero ¿Qué es la felicidad? Si no lo tenemos claramente definido difícilmente sabremos cuándo la hemos encontrado, cuán lejos estamos de ella, si tan siquiera estamos en el camino correcto. Todos, sea de forma consciente o inconsciente, tenemos una idea de lo que significa ser felices. Nuestra sociedad lo asocia con la experiencia del placer -en todas sus dimensiones- y la ausencia de dolor y sufrimiento -también en todas sus dimensiones-. 

Robert Kegan y Lisa Lahey, ambos investigadores en la Universidad de Harvard y autoridades mundiales en el campo del desarrollo humano, afirman que la felicidad consiste en llegar a ser las personas que debiéramos ser y hacer una contribución al mundo. Su concepto, basado en la investigación, se aleja totalmente de popular idea social de lo que es la felicidad. Es más, ambos afirman que el dolor, el sufrimiento, las circunstancias duras y difíciles de la vida, son, precisamente, las que van formando la mejor versión de nosotros mismos y nos permiten identificar y llevar a cabo esa contribución al mundo.

Al leer a Kegan y Lahey en su libro "An everyone culture" no podía dejar de pensar que eso es, precisamente, lo que la Biblia enseña. A saber, ser iguales a Jesús y colaborar con Dios en la construcción del Reino". Eso es felicidad desde la perspectiva bíblica, eso es lo que la investigación nos resalta y confirma.

¿Qué es felicidad para ti?