BENDICE AL SEÑOR (SALMO 134)

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.



Bendecid al Señor. (Salmo 134:1)


Si estás leyendo estas líneas significa que estás vivo; y si lo estás, esa es una razón para bendecir al Señor. Bendecir es reconocerle por lo que hace en nuestras vidas y por lo que Él es. Bendecir al Señor por estar viv@ el día de hoy significa reconocer que de Él viene la vida y este nuevo día que afrontamos.

Bendecir al Señor no le aporta absolutamente nada a Él. No precisa ni necesita de nuestro reconocimiento. No pienses en Dios como un ególatra cósmico, como aquellos reyes de la antigüedad que se rodeaban de una corte de aduladores que constantemente le estaban cantando las virtudes y las gracias a los monarcas.

Bendecir al Señor me bendice a mí. Me fuerza a discernir su intervención en mi vida cotidiana y, al hacerlo, desarrolla en mí un corazón agradecido hacia el Padre, y mira por donde, la gratitud es una de las condiciones indispensables para ser feliz. Así que vale la pena bendecir al Señor quien, en su sabiduría, nos lo pide para nuestra propia bendición.

¿Cuáles son las razones para bendecir al Señor hoy?