¡DEBEMOS OBEDECER AL GOBIERNO?

Aquesta és una entrada agregada, escrita per Felix Ortiz a MIS PENSAMIENTOS.

 



Todos deben acatar la autoridad que preside, pues toda autoridad procede de Dios y las autoridades que existen han sido establecidas por él. (Romanos 13:1)


Toda la primera parte del capítulo 13 está dedicada al tema de la autoridad y, por tanto, es recomendable su lectura para tener un claro contexto. El tema también exigirá más de un comentario.

El gobierno, la autoridad, es una de las instituciones, juntamente con la familia, que pertenecen a lo que se denomina el orden de la creación. Establecidas por el Señor desde el principio no conocemos ninguna sociedad por atrasada o desarrollada que sea que carezca de ambas. El gobierno y la familia se podrán expresar de formas muy diferentemente culturales, pero no podemos rastrear su ausencia a lo largo de la historia. Siempre hay familia, siempre hay autoridad o gobierno.

Ahora bien, se plantea aquí un tema de interpretación. ¿Está Pablo estableciendo el principio de la autoridad, es decir, que está proviene del Señor y forma parte de su plan soberano? o ¿Está el apóstol afirmando que cualquiera que usa el principio de la autoridad lo hace en nombre del Padre? El principio establecido por Dios merece respeto y obediencia, pero ¿Lo merecen aquellos que ocupan los lugares de autoridad, sea en la vida civil o eclesiástica? No siempre los individuos al frente de la autoridad son dignos, merecedores de nuestro respeto, sumisión y obediencia y el propio Pablo explica qué criterios usar para hacerlo o no.

¿Cuáles piensas que serían? Búscalos en el resto del pasaje. Mañana compartimos.