CRISTIANISMO ESENCIAL 7

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.


Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes. (Efesios 2:10)


Dios nos creó para que vivamos haciendo el bien, algo que había planeado desde que tú y yo ni siquiera existiéramos. Hemos sido creado por un destino, un propósito, un sentido, una misión. El reto para nosotros es averiguar de qué modo lo llevamos a cabo, lo cumplimos, lo realizamos en los diferentes ámbitos de nuestra vida y a través de las diferentes etapas de la misma. No le demos más vueltas; si no vivimos practicando el bien vivimos mal. No estamos alineados con el plan de Dios sino más bien alienados del mismo. Vivimos, por más cultos a los que asistamos, sermones que nos traguemos, actividades cristianas en las que participemos, y canciones que cantemos, total y absolutamente al margen de la voluntad del Señor porque, no lo digo yo, lo dice Él a través del apóstol Pablo, para eso hemos sido creados. Resuenan en mi mente las palabras del Maestro, yo quiero misericordia, no sacrificios.

¿Aliniado o alienado?

CRISTIANISMO ESENCIAL 7

Esta es una entrada agregada, escrita por Felix Ortiz en MIS PENSAMIENTOS.


Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes. (Efesios 2:10)


Dios nos creó para que vivamos haciendo el bien, algo que había planeado desde que tú y yo ni siquiera existiéramos. Hemos sido creado por un destino, un propósito, un sentido, una misión. El reto para nosotros es averiguar de qué modo lo llevamos a cabo, lo cumplimos, lo realizamos en los diferentes ámbitos de nuestra vida y a través de las diferentes etapas de la misma. No le demos más vueltas; si no vivimos practicando el bien vivimos mal. No estamos alineados con el plan de Dios sino más bien alienados del mismo. Vivimos, por más cultos a los que asistamos, sermones que nos traguemos, actividades cristianas en las que participemos, y canciones que cantemos, total y absolutamente al margen de la voluntad del Señor porque, no lo digo yo, lo dice Él a través del apóstol Pablo, para eso hemos sido creados. Resuenan en mi mente las palabras del Maestro, yo quiero misericordia, no sacrificios.

¿Aliniado o alienado?